Inventario de las prácticas del patrimonio vivo en el corazón de El Cairo Histórico, Patrimonio de la Humanidad

  • 12 de agosto de 2022
  • Egipto,
Participación de los jóvenes en el proyecto de salvaguardia
Participación de los jóvenes en el proyecto de salvaguardia
© Samaa Moustafa

El Cairo histórico fue incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1979. En medio de la moderna zona urbana de El Cairo se encuentra una de las ciudades islámicas más antiguas del mundo, con sus famosas mezquitas, madrasas, hammams y fuentes. También es el lugar de origen de muchas expresiones artesanales, lo que demuestra las sinergias entre la Convención del Patrimonio Mundial de 1972 y la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003.

El proyecto de Asistencia Internacional (AI) en curso ‘Inventario de la cultura inmaterial de la artesanía en el núcleo de El Cairo Histórico’ aborda las prácticas patrimoniales vivas que se encuentran en las zonas urbanas e históricas de El Cairo Histórico. Proyectos anteriores de la UNESCO concluyeron que muchos oficios tradicionales se enfrentaban a riesgos y amenazas. Algunas habilidades y conocimientos ya habían desaparecido, de ahí la relevancia de este proyecto de salvaguardia, que demuestra las sinergias entre las Convenciones de la UNESCO y el vínculo intrínseco entre el patrimonio cultural inmaterial (PCI) y los contextos urbanos.

Ejecutado por la Sociedad Egipcia para las Tradiciones Populares (ESFT), el primer paso del proyecto fue la realización de actividades de inventario basadas en la comunidad, durante las cuales se identificaron y documentaron veinte tipos de artesanía producidos en las zonas históricas de El Cairo. Los jóvenes también fueron fundamentales en la ejecución del proyecto, ya que realizaron trabajos de campo. Recogieron testimonios y fotografías de artesanos, como en la imagen de arriba. Se organizaron actos de comunicación para dar a conocer las prácticas del patrimonio vivo e implicar a un público más amplio en la salvaguarda de su PCI.

Tras ser identificados, los artesanos que trabajan en el Cairo Histórico recibieron formación en una serie de talleres. Se abordaron muchos aspectos de la Convención de 2003, como el inventario comunitario y la importancia de transmitir las habilidades a las generaciones futuras. Esta exitosa serie de talleres dio lugar a una gran cobertura mediática, aumentando la visibilidad de los profesionales locales y la valorización de sus habilidades. Los talleres también permitieron crear una red entre los artesanos, proporcionando un lugar de intercambio, asegurando así la sostenibilidad del proyecto.

Las autoridades locales y nacionales participaron en el proyecto, ya que los instrumentos políticos son esenciales para crear un entorno que facilite la salvaguardia del patrimonio vivo. Para ilustrar la implicación de los órganos de gobierno egipcios, el Gobernador de El Cairo asistió a la ceremonia de clausura de los talleres de formación de artesanos y prometió establecer un mercado permanente para los productos de los artesanos, lo que garantiza que contribuye en gran medida a la sostenibilidad de los artesanos y sus oficios.

Más información sobre el proyecto y sus logros en nuestra página web dedicada.

Cualquier Estado Parte puede solicitar asistencia internacional y la Secretaría ha elaborado muchos materiales para facilitar la aplicación de este mecanismo.

Top